15 may. 2013

Relaciones 2.0 conociendo el entorno virtual de nuestros hijos

Que Internet ha cambiado el mundo ya no sorprende a nadie, esto es una realidad que nos toca vivir nos guste o no, el mundo "virtual" afecta a todos los ámbitos de nuestro mundo "real", el uso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) ha dado lugar una serie de cambios que repercuten en la vida diaria.

Internet ya forma parte de nuestras vidas, todo transcurre a través de ella, es casi como el aire que respiramos; esto conlleva, entre otros muchos, cambios en las relaciones interpersonales y sociales.

Los nacidos antes del año 1995 son considerados "inmigrantes o analfabetos digitales", por contra los nacidos después de esa fecha son denominados "nativos digitales" y para ellos el uso de las TIC son su seña de identidad ocupando estas una posición central en su vida cotidiana.

La irrupción de Internet y el uso de las TIC han irrumpido de igual modo en las relaciones entre padres e hijos, la “brecha digital” patente en la mayoría de ellos y el impacto de las redes sociales,  evidencia la importancia de un buen conocimiento de estas herramientas para entender el uso que menores y adolescentes hacen de ellas y la participación que pueden tener los padres para formar parte del universo digital de sus hijos. 

Hace un par de meses me invitaron a impartir una charla informativa en el IES Flota de Murcia, sobre los peligros y amenazas de Internet en menores y adolescentes, pautas de actuación para prevenirlas y qué hacer en caso de que ocurra. Para esta sesión preparé la siguiente presentación que comparto con vosotros esperando que os resulte de utilidad:



Durante la sesión intenté transmitir un mensaje positivo de lnternet, las TIC y las redes sociales, la intención no es demonizar la red, ni asustar con los peligros y amenazas, sino todo lo contrario mostrar el 99% de aspectos positivos frente al 1% de aspectos negativos.
“No hay una regla universal que funcione pero sí evidencias de qué cosas pueden evitarse”
A modo de conclusión os facilito las siguientes recomendaciones:

  • El objetivo prioritario es asegurarnos de que en caso de tener problemas nos piden ayuda.
  • No debemos situarnos como contrarios a la tecnología.
  • Dejarle claro que aunque “no dominemos” Internet ni las TIC, estamos ahí y podemos ayudarles. 
  • Aprender a usar la tecnología, acercarnos a su “mundo”.
  • Compartir con los hijos actividades frente a la pantalla, pedirles ayuda.
Y vosotros ¿pensáis que estas relaciones 2.0 con vuestros hijos son más difíciles que las "reales"?... vuestros comentarios serán bien recibidos. 

Si te ha parecido interesante y útil esta información no dudes en compartirla, recuerda que el conocimiento que no se comparte pierde por completo su valor.

2 comentarios:

  1. Creo que Internet tiene muchos más riesgos para los niños y adolescentes que para los adultos,ya que por su inmadurez no suelen detectar tan facilmente malas intenciones.
    No obstante, con una buena supervisión, pueden beneficiarse sin problemas de sus infinitas posibilidades para el estudio y el ocio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josefa, efectivamente Internet tiene riesgos y los menores son más vulnerables por su inexperiencia, por ello debemos educarles para que hagan un uso seguro de la red.

      Un saludo.

      Eliminar