16/10/2013

Evaluando la fiabilidad de la información obtenida en Internet.

En Internet está todo..., seguro que os suena esta afirmación, pero ¿todo lo que está es válido?, evidentemente no toda la información encontrada en Internet es válida, su fiabilidad y calidad no es la misma.
En la Web 2.0 cualquier persona puede de generar y publicar contenidos en la red con las intenciones que considere oportunas, hay quiénes comparten su conocimiento o simplemente información sobre un tema concreto con buenas intenciones y otros que publican contenidos falsos o con fines fraudulentos.

Una competencia digital relacionada con la búsqueda y gestión de la información en Internet es la de "evaluar críticamente la información" que encontramos e intentar asegurarnos de que los datos son fiables, seguros, apropiados y pertinentes.
Debemos ser capaces de reunir, procesar, comprender y evaluar críticamente la información que encontramos en Internet, esto nos permitirá cotejar y evaluar la validez y credibilidad de la misma y admitir esa fuente como fiable.
A continuación os enumero algunos criterios que os pueden ser de utilidad a la hora de evaluar la información contenida en una web:
  • Autoridad: consiste en verificar quién es el autor de la información que publicada. En este caso verificaremos si el autor es experto en el tema o la web pertenece a una institución o entidad de reconocido prestigio. ¿Quién es el autor?, ¿Es una web institucional?
  • Contenido: este criterio se refiere tanto al contenido material como a la presentación formal del mismo. Es importante evaluar el nivel de profundidad que tiene el contenido, es decir si es general o más profundo o especializado. ¿De qué trata?
  • Propósito: aquí nos preguntaremos si la publicación encontrada va dirigida a un destinatario o un sector específico. En la misma web podemos obtener más información si accedemos a la sección de "quienes somos" o "about us" (en inglés) o alguna información similar. ¿Cuál es el fin que persigue?, ¿A quién va destinada la información publicada?
  • Objetividad: esta es quizás la cuestión más difícil de verificar, una pista puede ser la evaluación de los diferentes puntos de vista y opiniones que se defienden. ¿Trata de persuadir hacia alguna opinión?
  • Pertinencia: con este criterio evaluaremos si la información que examinamos es relevante para nuestro objetivo. Este punto es crucial dada la ingente cantidad de información a la que tenemos acceso. Debemos omitir la información que no es relevante en nuestra búsqueda y que nos hace perder el tiempo. ¿La información es concreta y precisa?
  • Actualización:  para conocer si las webs cumplen con este criterio deberemos fijarnos en las fechas de los documentos o de los datos que aparezcan y fundamentalmente en la actualización de la propia página. ¿La información está actualizada?
A continuación os facilito algunos enlaces (válidos y fiables) para saber más: 
¿Sois críticos y evaluáis la información que encontráis en la red? ¿Os fiáis de los resultados de las búsquedas que aparecen en las primeras posiciones de los buscadores? ... agradezco vuestros comentarios y aportaciones.

Si os ha parecido interesante y útil esta información no dudéis en compartirla, recordad que el conocimiento que no se comparte pierde por completo su valor.

25 comentarios:

  1. Tenemos que utilizar buscadores específicos por temas y dejar de utilizar tanto Google.

    ResponderEliminar
  2. Hola Raquel, gracias por tu comentario, es cierto que tenemos demasiada "Googledependencia" y deberíamos manejar otros buscadores temáticos y metabuscadores ¿cuál es el que nos recomiendas?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo en que no toda la información encontrada en Internet es válida..., hay que contrastarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Antonio,
      gracias por tu comentario.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. aparte de contrastar, hay que tener en cuenta que mucha de las informaciones que aparecen tienen parte interesada...

      Eliminar
    3. Hola Diego,
      gracias por tu comentario; efectivamente debemos de tener en cuenta también el criterio de la objetividad de la información que se publica y los propósitos de la misma.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Joaquín Matás17/10/2013 13:27:00

    El problema es que siempre vamos muy rápido y queremos la información al instante. El tema de contrastar y evaluar la fiabilidad supone tiempo y esfuerzo. Y eso "duele".
    Para los temas que realmente nos interesan deberíamos dedicar tiempo a encontrar fuentes fiables y, a través de ellas, ir encontrando otros sitios confiables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joaquín, tienes razón la falta de tiempo es uno de los problemas, como bien indicas en "temas serios" deberíamos evaluar y catalogar sitios confiables ya que las repercusiones de no hacerlo pueden ser negativas, por ejemplo en temas relacionados con la salud.
      Gracias por tu comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Aporto otro recurso de la Biblioteca de la Universidad de Almería

    t-Form@s: http://nevada.ual.es:81/ci2bual/evaluar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      te agradecemos el enlace que nos compartes, es bastante claro y complementa a los que ya hemos compartido.

      Gracias por compartir y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Nos movemos en un mundo en el que tenemos que mirar muy mucho cualquier información que nos llega. Hay gente que escribe libros sin tene mucha idea del tema que trata, periódicos que son la voz de su amo y dan informaciones sesgadas cuando no falsas, programas de tv que se lo inventan todo directamente, de los políticos ni hablo....¿ y nos vamos a extrañar de que en Internet no sea todo trigo limpio?, naturalmente que tenemos que ser cautos pero no más que con cualquier otro canal de información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Asunción,
      efectivamente los distintos medios de comunicación transmiten información de todo tipo, pero la diferencia con Internet es que en la red "cualquier persona" puede transmitir información, con lo que deberemos ser aún más cautos a la hora de evaluar la información.
      Gracias por tu comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Excelente entrada, cuando uno está en el ámbito de la formación de futuros docentes, estos recursos son muy válidos! más cuando alumnos utilizan el copio-pego sin lectura alguna! saludoss

    ResponderEliminar
  8. Hola Mariela,
    gracias por tu comentario, me alegra que te sea útil el artículo; los docentes es recomendable que conozcan las ventajas e inconvenientes de la red y como bien indicas puedan detectar malas prácticas de sus alumnos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Creo que la razón principal, por la que no somos todo lo críticos que deberíamos con la información que aparece en Internet, es por pereza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilia,
      estoy de acuerdo, la falta de tiempo y las "prisas", Joaquín también ha comentado este mismo tema.
      Gracias.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Esto debería ser una norma básica a enseñar cuando se comienza a utilizar las herramientas digitales : "evaluar críticamente la información".
    Algo indispensable que no siempre se enseña, y que es muy importante. Hay que enseñar que no todo es verdad en "Internet"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      efectivamente esto debería ser básico, no debemos fiarnos de todo lo que leemos; te agradezco el comentario.
      Un saludo.
      Juanje.

      Eliminar
  11. Hola, información interesante. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María,
      me alegra que te haya gustado, gracias a ti por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Buenas tardes, un articulo muy interesante

    ResponderEliminar
  13. Hola Paco,
    gracias por el comentario.

    Un saludo.
    Juanje.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por tu paciencia, Juanje!
    La verdad es que se me ha hecho corto el curso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María del Mar,
      gracias a vosotros por aguantarme. Creo que sin paciencia no es es posible enseñar; cada persona aprende a un ritmo distinto y hay que intentar adaptarse a ese ritmo de aprendizaje.
      Un saludo.

      Eliminar